Pasividad (de la gente/sociedad)

Yendo a comprar al Carrefour que tengo al lado de casa, veo, junto a la rampa de acceso un carro de la compra abandonado que dificulta el paso.

Pasando de lado sigo mi camino, hacemos la compra en no más de 20 minutos y vuelta a 127.0.0.1 otra vez.

Hasta ahí todo bien, porque… El carro sigue ahí, nadie se ha dignado a quitarlo… es sólo empujarlo un poquito, lo justo para no molestar, además del peligro de que se vaya hacia la rotonda y se lo coma un coche.

Esto me recuerda a un experimento que hice una vez en la Biblioteca de la Politécnica de Alcalá: en mitad del pasillo, puse un par de sillas que no dejaban pasar. La gente, al llegar pasaba como podía, como si las sillas dieran calambre, sin tocarlas, sin apartarlas, sin… darle una patada aunque fuese.

El carro lo he lanzado cuesta abajo, donde no molestará en mucho tiempo (da a zona de mantenimiento). Las sillas las quité cuando me cansé de tan lamentable espectáculo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s