Tras la graduación

La idea era ir de baretos hasta las mil, lo que no me llama la atención, pero al final, nos quedamos cuatro gatos (es lo que tiene que haya partido esa misma tarde).

Fuimos a Cuadernillos, un centro de ocio de Alcalá. Tomando una cervecita (o un refresquito), comentábamos las anécdotas de la carrera, cuando de repente, se giran un par de señores mayores de la mesa contigua. Nos dicen que si queremos ver el fútbol… yo pensaba que nos iban a amonestar por no dejarles oír los comentarios, pero no, nos dieron unas entradas para ir al cine y verlo a lo grande.

Al llegar al cine, unas azafatas nos dan un pendrive de pulsera de goma (como esas pulseras reivindicativas) y nos llevan a la sala. Allí, la gente con banderas, bocinas, gritando… y la pantalla de cientos de pulgadas para vivir el fútbol con los cinco sentidos:

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s