Ida y vuelta a Badajoz en el día y taller

Esta semana he tenido una visita relámpago a Badajoz. La idea era ir dos días, pero al final, el número de reuniones no lo hacía necesario y, total, ¿qué son 800 kilómetros en un día en coche?.

A las 6:00 A.M. salí de casa, con idea de estar en Badajoz a las 10:00, concretamente en Montijo, para tener la primera reunión. Tenía previsto repostar a las dos hora de salir, sobre las 8:00, pero al final, como iba un poco pillado de tiempo y tenía suficiente combustible, sólo paré en la estación de servicio que está cercana al la central nuclear de Almaraz para tomar un café y la foto de rigor:

Central Nuclear de Almaraz

Central Nuclear de Almaraz

Pasados unos kilómetros, no pude resistirme a fotografiar el gran tomate (lo que se ve son árboles, no matojos):

Escultura al tomate

Escultura al tomate

Tras la primera reunión, tenía otra pendiente en Badajoz, a confirmar en el día, así que llamé para ver si me recepcionaban o no, pero tal y como esperaba, no pudo ser, así que tenía una hora más para aprovechar y ver a la familia. Como nadie me esperaba por allí, ni me reconocieron (también ayudaba el ir de romano).

Ya en Badajoz, donde se suponía que iría a comer con el cliente, empezamos a hablar y cuando me di cuenta era más de las tres de la tarde, por lo que tuve que salir pitando hacia Plasencia a por las dos últimas reuniones, sin comer, lo que no me viene tampoco mal…

Sobre las 20:00 terminé, así que de vuelta a Madrid. Se nota que el verano ya se ha ido y, que sumado al cambio de hora, oscurece muy pronto, lo que hace que el viaje tanto ida (hasta las 7:30) como la vuelta fuera de noche… Lo bueno es que la vuelta sólo fueron dos horas, pues Plasencia está muy cerca de Almaraz, por lo que en un par de horas ya estaba en casa. Otra cosa interesante de volver por la noche es que pude ver la contaminación lumínica de Madrid: desde el kilómetro 80 ya se apreciaba en el cielo la luz.

Al día siguiente, jueves, pedí cita en el taller para cambiar la correa de distribución del coche, pues por tiempo tocaba. Mi sorpresa es que me dieron cita para el mismo viernes, pues el sábado no les da tiempo al cerrar a media tarde. Llevé el coche a primera hora, así que para la vuelta cogí el autobús , el cual hacía años que no tomaba el transporte público complutense. Me ha sorprendido que ahora anuncien las paradas, estilo los autobuses de Londres. Mientras andaba a por el bus, me hizo gracia la foto:

Alcalá desde San Isidro

Alcalá desde San Isidro

Finalmente, el fin de semana ha sido muy tranquilo. Tanto que ni he salido de casa, pues el viernes no me encontraba nada bien y llevo con algo de tos todo el finde. Como la semana que viene la tengo complicada, he preferido no jugármela y no salir por ahí.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s