Vacaciones de verano 2010 (III)

Hoy estuvimos en Utrech. Quizás lo más bonito con diferencia que vimos en Holanda después de La Haya, pues Amsterdam no nos entusiasmó especialmente.

El viaje en tren es largo y pudimos ver cómo multan los revisores a una señora que se coló. Una vez allí, parece que has viajado en el tiempo y has aparecido en un pueblo medieval, pues a poco que te mueves de la Estación Central ya estás en pleno casco histórico que está extremadamente bien conservado.

En Utrech

En Utrech

La primera parada fue la Catedral de San Martin, donde estaba un coro ensayando, así que, concierto en directo gratuito. De ahí, por la calle escuchando el carillón de la torre Dom, el cual dura un rato largo y no sólo toca música “antigua”, sino también cosillas adaptadas modernas.

De ahí, al museo de música automática, donde había desde carillones, relojes musicales y auténticas orquestas metidas dentro de una caja (alguna como una caravana de grande). La verdad es que fue impresionante, pues las piezas no sólo se muestran, sino que se ponen en funcionamiento y las escuchas. Incluso alguna tenía programada músca actual, como la de “We are the champions”…

Para comer, otra vez un sandwich y a seguir por allí, viendo los canales, la universidad, un convento y la casa de un famoso dibujo de un conejo llamado Nijntje, que parece muy popular por la zona.

Tras perdernos por el centro histórico, volvimos a la estación para regresar a La Haya. Entre el calor que hacía y lo que estuvimos andando, nos quedamos fritos en el tren de vuelta. Ya en La Haya, fuimos a la playa, cogiendo el metro desde la estación al Palace Promenade, en la zona de Scheveningen, donde está el Holland Casino, los famosos cines Pathé. Nos dimos una vuelta por la zona, enseñé a Alicia el “Crazy Pianos” y acabamos en un italiano muy cercano en el que cené con los compañeros hace tiempo. Lo mejor fue al final de la cena, donde nos hicieron trucos de magia en vivo en nuestra mesa. No sé cómo lo hizo, pero el mago me metió una moneda en la correa del reloj sin enterarme. Por si a alguien le interesa, el mago es Alex Conradi, que parece estudio en la escuela de magia de Madrid, con Tamariz, Jorge Blas, …

En la zona de Scheveningen

En la zona de Scheveningen

Nos hicimo el paseo marítimo andando, para ver la diferencia entre una zona y otra, pues la parte del Palacio Promenade se ve, con difernecia, “mejor” que la parte donde está el faro… empiezas a ver gente “rara”, con coches tuneados y aspecto macarra. De allí, cogimos el Tram y de vuelta al hotel.

Por cierto, la lado del hotel, está el Museon, donde por fuera muestra algún elemento de su exposición. No me pude resistir a la siguiente foto:

El hombre con la BOYA más grande del mundo

El hombre con la BOYA más grande del mundo

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s