Spring Break o Semana Santa

Por fin terminó el trimestre y nada mejor que justo con las vacaciones de Semana Santa o como dicen por otro lares, el Spring Break… También podríamos celebrar el Equinocio de Primavera, pero bueno, eso son otras historias.

El caso es que he tenido unos días libres (jueves y viernes) y la verdad es que no he hecho NADA, o como dirían los angloparlantes, he estado de “couch potato” total o mejor dicho, vegetando.

Lo único interesante fue una cena en una cena en el Abruzzi, del que ya he hablado en otros posts y, casualidades de la vida, nos encontramos allí con mi hermano, quien entró sin darse cuenta y finalizando ya se percató de nosotros. No penséis que nos hicimos los locos, nosotros estábamos sentados de espaldas a la puerta así que no nos dimos cuenta de nada.

He aprovechado para ponerme al día con House, terminar de ver The IT Crow y solucionar pequeños temas con el servidor.

Por cierto, lo olvidaba, el jueves pusimos en marcha el nuevo proyecto de Alicia, su nueva web, artesanía, donde podréis ver las cosillas que hace y, si procede, contactar con ella para ver cómo haceros con una de sus exclusivas creaciones. Pasad este enlace a vuestras/os conocidas/os y si decís que vais de mi parte, seguro que se puede llegar a un acuerdo…

Para terminar, os diré que de causalidad he descubierto wikiloc, una web donde publicar y descargar rutas para el GPS, ya sean paseos, senderismo, bicicleta…

Y ahora sí que termino, hoy, domingo, nos ha dado por ir a dar un paseo… a ver si esto se convierte en costumbre y nos movemos un poco más. Aproveché para tomar una fotillo:

A2 desde el puente de la Avenida de los Jesuitas

A2 desde el puente de la Avenida de los Jesuitas

Advertisements

Por fin vacaciones (VII)

Hoy hemos dicho adiós a Casa Gloria, en Vilanova de Lourenzá, y nos hemos dirigido a Logroño.

Como les hemos prometido a los dueños de la casa, Gloria e Isidro, vamos a recomendar el sitio en todas partes, pues de verdad nos han tratado muy bien, está en una zona “céntrica” en cuanto a lo que queríamos ver y, la relación calidad precio es inmejorable.

Como el viaje hasta Briones, en Logroño, es largo, paramos a comer en Santander, que como siempre, es muy bonito, con uno de los mejores paseos marítimos que conozco. La idea era comer en algún sitio típico, pero al final acabamos en un chino… para variar.

Pasamos por Bibao, aunque por los alrededores, para coger la AP-1 e ir hacia Logroño. Lo raro de todo, es que durante todo el viaje, el GPS ha ido loco completamente, ¿es posible que hayan subido el error?. Hubo un momento en que casi lo tiro por la ventanilla… Lo peor fue al llegar a Briones. Aunque el pueblo no es grande, sin ABSOLUTAMENTE ninguna referencia, empezamos a callejear a ciegas, por callejuelas estrechas, pero finalmente llegamos a Los Calaos de Briones, un restaurante con alojamiento rural. Por cierto, un “calao” es una especie de bodega en las casas.

En el hotel rural, nos han dado la habitación que sale en la web, con unas vistas a todos los pueblos de la zona y a las bodegas Dinastía Vivanco, y menos mal, pues el pueblo está de fiesta por lo que la otra cara de la casa que da hacia la plaza del pueblo tiene que ser un poco ruidosa, pues  están montando una jarana de la buena… Yo ahora estoy en la cama, con la cabeza como un bombo, así que poca fiesta voy a tener hoy.

Posted by Wordmobi