Inseguridad en Correos

Hace unos días hice un pedido a DealExtreme, para encargar un par de adaptadores bluetooth diminutos y, como no, un pack de diez linternitas de led para el llavero.

Pues bien, hoy me ha llegado, pero al abrir el buzón, el paquete está abierto, pero no de cualquier forma, está justo roto donde viene la dirección de entrega y los items que traía. Está claro que se ha roto a posteriori, pues de otro modo, el cartero no podría haberlo entregado, pero como estaba dentro del buzón, sospecho que el cartero lo ha roto, se han caído las linternitas que le han molado y se las ha quedado de recuerdo.

Por lo pronto he puesto una reclamación a correos, cuyo texto reproduzco a continuación:

  

–>

<!–

–>

DATOS DE LA QUEJA


Nº: xxxxxxxx
Fecha: 31/10/2008
DATOS DEL RECLAMANTE


Nombre: Alberto xxxxxxx xxxxxx
Dirección: xxxxxxxxx
Cód.Postal: xxxxx Población: xxxxxxx
Provincia: xxxxx Tfno: xxxxx
Fecha de incidencia: 31/10/2008
MOTIVO DE LA QUEJA


Comentarios:
Hola, el sobre que debía contener varios artículos me ha llegado sin parte de la mercancía y roto, casualmente donde está la dirección de destinatario, por lo que tengo la total certeza que el cartero lo ha roto al tratar de meterlo en el buzón (de otro modo no tendría la dirección) y, o bien se ha caído parte de la mercancía o se la ha quedado él.

Me parece indignante que si el sobre no cabe en el buzón correctamente, no llame al timbre, pues no he salido de casa durante los últimos días, por lo que podría haber atendido al cartero.

Que los envíos no sean seguros es sinónimo de tercermundismo, generando una gran inseguridad en cualquier envío y, sobre todo, desconfianza en Correos.

Espero tener respuesta, pues tengo la factura del envío que espero abonen.


¿Se limpiarán el culo con ella?, ya os comentaré qué sucede…

Timofónica

Creo que ya he comentado el servicio tan lamentable que da Telefónica en el 1004, pero lo vuelvo a contar y me desahogo un poco:

Si llamo desde mi línea fija al 1004, sale la locución que dice “Bienvenido al 1004, si desea información de números de teléfono, llame al 11822, en otro caso, por favor espere” y automáticamente me cuelga.

Si llamo desde el móvil, también al 1004, sale la locución dichosa del 11822, y luego me indica que introduzca el número de teléfono (pues se da cuenta que llamo desde un móvil) para el que quiero hacer la gestión. Meto el mío y me cuelga.

Tercer intento. Llamo desde el móvil y meto un número falso y, ¡anda!, consigo hablar con un operador.

¿Es posible que haya listas negras de “pesaos” para no atender?, ¿cómo es posible que en menos de 3 semanas tenga 4 reclamaciones abiertas?, ¿qué puedo hacer si ni ONO ni Jazztel ni Vodafone me pueden dar servicio?, ¿Me voy a tener que mudar de casa?

Usuarios teleco

Desde la web de http://www.usuariosteleco.es se pueden hacer las reclamaciones para servicios de telecomunicaciones… pues bien, estoy rellenando mi reclamación contra Timofónica y me da un error (con el certificado digital y todo)… ¿ya estamos con el puñetero “vuelva usted mañana”?. Quiero no pensar que esto es algún tipo de connivencia entre el Ministerio de Industria Turismo y Comercio y las Operadoras…

Si monto un circo… ¡mejor hago un equipo de baloncesto!

Reclamación del 10 de abril

Ya llegó la respuesta a la reclamación que puse el 10 de abril. Esta vez no parece una “carta modelo”.

Como en todas las contestaciones, piden disculpas, pero nunca se ofrecen a devolver el dinero o compensar de algún modo el problema (un bono-10, una gorra con el logo, un boli…). Eso sí, en esta se lamentan de la mala imagen que tengo de ellos y esperan que pueda cambiar… aunque, tal y como van las cosas, dudo que a mejor.

Otra vez RENFE

Ya estoy hecho todo un experto en poner reclamaciones a RENFE. El deterioro del servicio es continuo para los cercanías (en el AVE me han dicho que se va de lujo).

¿Qué ha pasado hoy?, pues seguimos con una única máquina de tickets para todo Nuevos Ministerios.

Llegué a la estación con 15 minutos de sobra (sabía que justo al llegar salía un tren y cuando vas con prisas peor), así que, con calma, voy a la máquina y sale un error de Windows, de esos divertidos de memoria.

Esta vez, como he sido previsor, no trato de romper la máquina y acordarme de quién fabrica eso y por qué mete Windows, así que me dirijo a la ventanilla.

Ahí comienzan los problemas. Es hora punta de salida del trabajo, la máquina rota y sólo una persona atendiendo. Para colmo, un par de personas mayores se ponen a sacar una especie de tarjeta dorada… Como he dicho, tengo tiempo, el próximo tren no sale hasta dentro de 15 minutos… sigo esperando… y sigo… ya quedan 3 minutos para que salga y sigo en la cola, junto con más de diez personas.

Veo que me va a tocar esperar otros 15 minutos, así que, exploto: ¿No se da cuenta que hay cola y está haciendo a un par de personas ociosas una tarjeta dorada?. ¿Por qué no sale de la ventanilla el pedir un momento a los ancianos y atender a los que perdemos el tren?.

En una tienda, es normal que haya menos empleados, pues así te distraes viendo más cosas, pero en RENFE, no estás por gusto, quieres tu billete y pirarte. No es de recibo esta situación.

Sé que Metro de Madrid tiene detractores, pero ya podría aprender RENFE y poner, aunque sólo fuese la mitad de máquinas expendedoras que el metro.

Otra reclamación más

Para variar, otra reclamación más a mi “bestia negra“.

Volviendo desde Nuevos Ministerios, veo que sólo hay una máquina de tickets, cuando del Metro hay, como poco, más de 10.

Ya publiqué hace tiempo que en Chamartín pasa lo mismo, cuando en Tres Cantos hay dos máquinas y dudo que el flujo de viajeros sea mayor que en cualquiera de las citadas estaciones.

Sinceramente, dudo que este problema surja del desconocimiento, de la incompetencia… sólo puede ser producto de la más profunda falta de respeto por parte de RENFE hacia sus usuarios, ninguneándolos y vejándolos de todas las maneras posibles.

Otro grave fallo que veo y que al personal de la estación se la sopla es el sentido de los tornos: 3 para salir y 15 para entrar, cuando a esa hora NADIE ENTRA, sino todo lo contrario, se satura la salida. Además, en esta maldita estación, los tornos tienen que validad el ticket para salir, agravando aún más la masificación en éstos.

¿Por qué esta compañía de trenes trata a la gente que no va en el puñetero AVE como mierda?, ¿acaso los obreros que dependen de este nefasto medio de transporte se merecen eso?

Otra reclamación más para RENFE

No alcanzo a entender cómo es posible que para una vez que uso el lejanías (las cercanías no sé dónde las ven) al mes, le encuentro todos los fallos. La suerte, por si sola, no explicaría tal fenómeno, así que, la solución racional a tal incógnita sólo puede ser una: DEJADED por parte de RENFE.

Hace un par de meses, ya les puse una queja, sobre la única máquina expendedora de billetes que hay en la conexión con el Metro en Chamartín. Pues bien, me ha tocado sufrir su indisponibilidad otra vez. Esto no hace más que confirmar la utilidad de las reclamaciones: limpiarse el culo.

Así pues, harto de las bonitas palabras que no surten efecto, haré como el “malo de seven”, en vez de dar una palmadita en la espalda, les daré con un mazo:

Hace un par de meses, les indiqué la falta de más máquinas expendedoras de billetes en Chamartín, en la conexión con el Metro sólo hay una, y si falla, hay que dar un gran rodeo. Sin embargo, a ustedes les da igual, sólo les importa vejar al viajero. Pierden el culo con el PUTO AVE y a los que usamos el cercanías, bastantes más y de menor poder adquisitivo, que nos jodan. ¿Sabe qué les digo?, que os jodáis, he perdido la paciencia.

Ya está bien de tolerar y reír las gracias de esta panda renferos. A ver qué responden a esta reclamación, si dejan de enviar cartas modelo vacías y llenas de estupideces.

Nuevo móvil

El día 8, comenzó un nuevo catálogo en Urende, en el que promocionaban el Sony-Ericsson P990i por 139 euros.

Ese mismo día, casi sin querer, pasamos por allí, con la mala suerte que se había terminado. Convencidos que se trata de una oferta reclamo, pusimos una reclamación, que desembocó en una llamada a los tres días para ir a por el dispositivo. Como se suele decir, quien no llora…

Entre otras cosas, ha sido una de las razones por las que he abandonado un poco el blog estos días. Hay que aprender a manejarlo, actualizar el firmware (que es bastante antiguo), no olvidar de ver Muchachada Nui…

Ahora mismo, ya tiene de todo, desde Google Maps, correo IMAP, Fring (messenger, skype, sip y google talk), RSS…

En definitiva, un todo en uno a buen precio, salvo porque es un poco grande, dificultando que encuentre una funda para cinturón con pinza giratoria adecuada, lo que me ha llevado a situaciones graciosas como me dijo una dependienta en una tienda: “¡nunca había visto uno tan gordo!”.